Senador Alberto Castilla envía un saludo al Comité de Integración Social del Catatumbo en sus 15 años

Share This:

El Senador Campesino, oriundo de la región del Catatumbo, envía por medio de un video un saludo al Comité de Integración Social del Catatumbo que el día de hoy conmemora sus 15 años de construcción comunitaria y permanencia en el territorio.

 

Este mensaje que quiero compartir con ustedes va de manera especial para las Catatumberas y catatumberos.

Hoy, hace 15 años, nos encontramos en San Pablo, corregimiento del municipio de Teorama, llenamos el templo católico, venidos de toda la región del Catatumbo de todos sus municipios, en medio de un dolor y sufrimiento a causa de la violencia externa que azotó la región y que quizo el exterminio de los procesos sociales, el exterminio del movimiento popular.

Nos reunimos el 9 y 10 de septiembre en el marco del día nacional de los derechos humanos para reflexionar y discutir sobre todo este dolor, pero sobretodo también, para reconocer cuánto habíamos hecho por la región del Catatumbo, cómo habíamos construido el movimiento comunal, las Juntas de Acción Comunal, cómo nos habíamos entregado a construir tiendas comunitarias, Cooperativas, y todas las expresiones de la economía social, buscando siempre integrar a la comunidad y la población para buscar caminos de bienestar.

En esta construcción hemos logrado construir carreteras, construir escuelas, puestos de salud, espacios de recreación para las mujeres y hombres del Catatumbo. Reconocer en nuestra niñez y la juventud el presente y la necesidad de tener los escenarios para su formación y su desarrollo.

El Catatumbo en 1999 fue atacado de manera externa y en el 2004 nos reunimos para hacernos una pregunta: ¿Todo está perdido o existe alguna posibilidad de pervivir en nuestra región, de defender la vida? Y tomamos una decisión en el encuentro que llamamos de “Encuentro de San Pablo”, esa decisión no fue otra que quedarnos en el territorio, defender nuestro Catatumbo, cuidar la vida, evitar los desplazamientos forzados y construir un proyecto de vida, de familia y de región. Dejamos el individualismo, dejamos de ser proyectos municipales para construir una identidad regional: La identidad de Catatumberos y Catatumberas y desde allí afianzar nuestra construcción.

Han pasado 15 años de resistirnos al exterminio, de oponernos a un modelo que a buscado desconocer e irrespetar nuestras formas de construcción social, nuestras formas de construcción de comunidad.

Hoy cuando estamos muy contentos de celebrar estos 15 años de un proyecto que busca integrar la expresión social de la región, que tiene como principios la integración, la vida y el territorio, que ha logrado levantar nuevamente al proyecto cooperativo, que ha logrado fortalecer a las Juntas de Acción Comunal, a las Asociaciones de Juntas y las expresiones de la comunidad, que ha tomado decisiones tan importantes, como mantener las vías, el de poder contar y defender con una planta de docentes constantes que garantice el derecho a la educación.

Llevamos 15 años fortaleciéndonos culturalmente, reconociendo nuestras construcciones, volviendo a tener proyectos importantes como el de rescatar las semillas, recomponer productivamente la región y presentar alternativas para los cultivos de uso ilícito.

15 años de seguir soñando y seguir creyendo en que podemos pervivir y existir en el Catatumbo.

Una inmensa alegría para esa generación que le dió vida al Comité de Integración Social del Catatumbo, aquellos 9 y 10 de septiembre de 2004, y una felicitación para la generación que ha asumido como herencia la lucha, que ha adoptado en la forma de ser del Catatumbero y la Catatumbera, la mejor manera de decirle al mundo y al resto de la nación Colombiana: que existimos, que en medio del dolor y en medio de la agresión externa que hemos recibido, nosotros seguimos reconociéndonos como un pueblo que le ha aportado a la construcción de nación y que de manera decidida continuará viviendo en el Catatumbo, defendiendo nuestro territorio, cuidando la vida, cuidando los bienes de la naturaleza y generando alternativas de sociedad que nos permitan ser un proyecto viable.

El Comité de Integración Social del Catatumbo cumple hoy 15 años de haber nacido en San Pablo, de haberse reafirmado en la asamblea constitutiva del Tarra, pero sobretodo, tiene 15 años de estar creyendo en que es posible articular también las reivindicaciones sociales, las luchas que siguen exigiendo garantía de derechos, a la educación, las vías, que seguimos saliendo a las carreteras a exigir al estado Colombiano que nos incluya, que nos reconozca.

15 años que nos han permitido madurar políticamente y entender que es necesario también llegar a los espacios de representatividad de la comunidad en las instituciones del estado.

Yo quiero saludarles hoy desde aquí, desde el recinto del Congreso de la República, donde ustedes un día tomaron la decisión de traerme, de ponerme aquí, de decir que nosotros somos la voz del territorio: una voz por la vida, por la integración. Por que lo que hacemos aquí, no es otra cosa que recibir de ustedes el mandato y poner esa voz aquí en ese espacio que sirve de parlante para que se sepa que existe el Catatumbo.

Hoy, yo, que estuve el 9 y 10 de Septiembre de 2004, que he estado durante estos 15 años y que voy a estar sin duda y sin vacilación en los años y en los retos que asuma el CISCA en su madurez, les quiero compartir un inmenso abrazo de gratitud por mi, por mis hijas, por mi región, por mi comunidad, porque ustedes me han permitido crecer pegado a las raíces, que es la región del Catatumbo.

Estos 15 años son de inmensa alegría, pero también nos llama a reflexionar ¿qué queremos seguir siendo?, ¿que vamos a hacer hacia delante?.

Las amenazas no han desaparecido, los riesgos no han desaparecido, pero nuestra decisión de estar en el territorio, se ha fortalecido.

¡En estos 15 años que viva la lucha del CISCA!

¡Que viva la región del Catatumbo!