“52 miembros del Congreso de los Pueblos han sido judicializados y más de 400 líderes han sido asesinados en 30 meses” Campaña ser Lider social no es delito

Como bancada Alternativa en el Congreso de la República y como Movimiento Social Colombiano, vemos con gran preocupación la estrategia de judicialización y criminalización que se adelanta desde las instancias investigativas y judiciales del Estado Colombiano en contra de los líderes, lideresas y miembros de las organizaciones y sectores sociales, partidos democráticos y de izquierda, de campesinos, afrodescendientes, indígenas, jóvenes, ambientalistas, sindicalistas, mujeres, entre otros. Y también, por la acción u omisión de las autoridades y del gobierno nacional, ante la estigmatización, persecución y asesinato de estos compañeros y compañeras, y de su legítimo y constitucional derecho a la protesta.

Al menos 52 miembros del Movimiento Social y político Congreso de los Pueblos han sido judicializados en no más de 8 meses; mientras que la cantidad de asesinatos contra defensores de derechos humanos, líderes y lideresas del movimiento social ya superan los 400, en los últimos de 30 meses.

Nos produce zozobra y tristeza que ante los asesinatos y amenazas la justicia obre de manera dilatoria y cómplice, mientras que cuando se trata de perseguir a los líderes sociales toda la estructura judicial actúa con celeridad y sin contemplaciones, realizando capturas masivas, practicando allanamientos, y acciones espectaculares que luego filtran a la prensa exponiendo y estigmatizando a los líderes y lideresas y a sus organizaciones al escarnio público.

Es por esto que hacemos un llamado a todas las expresiones políticas respetuosas y garantes del estado social de derecho a rodear las fuerzas vivas de la ciudadanía y a velar por la vigencia del derecho a la participación política, la libre asociación la libertad de expresión y el debido proceso.

Este es un llamado desde el congreso de la republica entrante y saliente, y desde las organizaciones sociales hacemos al gobierno actual, al entrante; a las autoridades e instancias investigativas y judiciales, para que cesen las persecuciones contra el movimiento social y se respete el ejercicio de la oposición en Colombia, al tiempo que es una ALERTA a la Comunidad internacional a la que ponemos sobre aviso de esté accionar que se viene generalizando.

Exigimos que pare ya el asesinato sistemático y la judicialización y criminalización, de los líderes y lideresas sociales en Colombia.

SER LIDER SOCIAL NO NOS DEBE COSTAR LA VIDA NI LA LIBERTAR

 

Share This: