Queremos un proceso de investigación con todas las garantías y no un juicio mediático

Desde el pasado16 de marzo la Fiscalía General de la Nación compulsó copias a la Corte Suprema de Justicia para que iniciara una investigación contra el Senador Alberto Castilla del Polo Democrático Alternativo. La información, los detalles del proceso y las pruebas que la Fiscalía tiene en su poder sólo han circulado por los medios de comunicación sin que, a la fecha, los congresistas que serán objeto de la investigación sean notificados oficialmente.

Ante ese panorama, el Senador Alberto Castilla se presentará voluntariamente ante la Corte Suprema de Justicia con el ánimo de reiterar su disposición a colaborar en el proceso de investigación por supuestos nexos con el ELN. El acto público se realizará mañana 23 de marzo a las 11 de la mañana en el Palacio de Justicia.

El Senador del Polo se declaró inocente y manifestó su preocupación frente a detalles varios detalles del proceso. En principio, que la investigación se abriera inmediatamente después de que su partido alcanzara una votación significativa en las legislativas del 11 de marzo, aún cuando muchos analistas y encuestas calculaban que no alcanzaría siquiera el umbral. También preocupa que se pretenda castigar al Polo por liderar varias denuncias contra el Fiscal General, Néstor Humberto Martínez, a propósito de su presunta participación en casos de corrupción que benefician a multinacionales acaparadoras de tierras.

No es la primera vez que miembros de la bancada del Polo son víctimas de señalamientos por encabezar debates que causan malestar a sectores políticos poderosos del país. La situación parece dar continuidad a una estrategia que las élites políticas y los medios masivos de comunicación agencian hace décadas contra los procesos organizativos, líderes sociales y partidos a través de señalamientos infundados de relación con la insurgencia. Dicha estrategia pone en riesgo a amplios sectores de la sociedad que aún viven con el acecho del paramilitarismo y las “bandas criminales” cotidianamente en los territorios.

Las organizaciones sociales que respaldan al Senador Campesino llamamos a todas las personas que defienden los derechos humanos, a las organizaciones y líderes sociales y a la comunidad internacional a continuar exigiendo garantías reales para la vida, a la participación política y a la posibilidad de vivir en un país con paz y justicia social.

Ser líder social no es delito

#EstoyConAlbertoCastilla

Share This: