La deuda que tienen las EPS con el hospital Emiro Quintero Cañizares equivale a los recursos que requiere para su funcionamiento durante un año

En debate de control político para revisar la cartera vencida de las EPS con las IPS, el Senador Alberto Castilla señaló que el caso del Hospital Emiro Quintero Cañizares es ejemplo de lo que sucede en muchas regiones olvidadas y alejadas del país, las cuales atienden principalmente a personas de bajos recursos en zonas de difícil acceso.

Bogotá, 4 de Octubre de 2017 – Las deudas de las EPS con los hospitales públicos puede ascender a 5 billones de pesos, según afirmó el Viceministro de hacienda. Esto significaría todo el esfuerzo fiscal del gobierno nacional para cumplir con la llamada regla fiscal. Tal situación, a pesar de las acciones encaminadas a su solución por parte del Ministerio y la superintendencia de Salud, no parece encontrar salida.

El Senador Alberto Catilla alertó sobre la situación del Sistema General de Participaciones, que puede profundizar la situación financiera en el sector salud, y es que según el estudio realizado por el GSEID de la Universidad Nacional para la Federación Colombiana de Educadores (FECODE), las dos reformas constitucionales a través de los actos legislativos 01 de 2001 y 04 de 2007, han implicado un recorte en las participaciones de las entidades territoriales del 46,5% de los ingresos corrientes de la nación, según la formula constitucional, a 26,7% de los mismos ingresos en la actualidad.

Vale la pena mencionar que los recursos para el régimen subsidiado de salud derivan de las participaciones de las entidades territoriales dentro de los ingresos del país, y que el mayor porcentaje de las deudas con las ESEs públicas corresponde al régimen subsidiado. Lo más preocupante es que por primera vez desde que se creó el sistema de transferencias, se tiene que las participaciones en lugar de crecer, decrecerán en al menos el 3% en términos reales, si se considera las proyecciones de 2018 con respecto al 2017,  produciendo entonces que los entes territoriales, ya inmersos en grandes esfuerzos fiscales, cuenten con menos recursos.

En Ocaña, Norte de Santander, se ubica el Hospital Emiro Quintero Cañizares. Este hospital tiene jurisdicción sobre los municipios de Ocaña, San Calixto, Hacarí y Teorama para el I nivel de atención en salud y sobre toda la provincia de Ocaña en servicios de mediana complejidad en el departamento Norte de Santander.

El senador Alberto Castilla, oriundo de la región del Catatumbo,  en su intervención señaló con preocupación que a dicho Hospital, las EPS le deben a 30 de Junio más de 57.149 millones de pesos. Esta cifra es casi la totalidad de los recursos que este hospital requiere para su funcionamiento (60.000 millones al año).  La cartera vencida de este Hospital es casi el presupuesto anual que necesita el hospital para funcionar” afirmó el Senador al referirse al tema. “La falta de recursos disminuye las proyecciones de expansión en más y mejores servicios, desmejora la imagen corporativa en los profesionales y especialistas que quieran y deseen trabajar en la ESE” afirmó.  La situación local expresa las graves falencias del sistema de salud implementado con la ley 100 de 1993.

Oficina de prensa del Senador Alberto Castilla

Share This: