Juntas Médicas de Invalidez deben buscar bienestar de trabajadoras y trabajadores, no privilegiar intereses privados

El día martes 29 de agosto, el Senador Alberto Castilla junto con más de 28 representantes de sindicatos a nivel nacional y local, radicará en la secretaría del Congreso de la República un proyecto de ley que busca solucionar distintas problemáticas asociadas a las juntas de calificación de invalidez, las cuales han afectado a cientos de trabajadores víctimas de accidentes y enfermedades laborales.

“Con este proyecto de ley, buscamos que cientos de trabajadores puedan contar con garantías de salud en sus trabajos, que sufrir un accidente o padecer una enfermedad no sea una tortura más debido a las enormes dificultades que tienen estas juntas por su falta de reglamentación” afirmó el Senador Alberto Castilla al referirse al proyecto de Ley.

En 2016 se registraron cerca de 604.000 casos de accidentes relacionados con la actividad laboral del trabajador y anualmente mueren 712 trabajadores y trabajadoras, siendo las áreas de Construcción, transporte, almacenamiento y comunicaciones, y minas y canteras las que reportan mayores índices de riesgo. Esta situación merece una especial atención, puesto que son las Juntas de Calificación las que, en el caso de los accidentes y las enfermedades asociadas al trabajo, deberán emitir conceptos para reconocer las prestaciones económicas a que tienen derecho los trabajadores.

Pese al importante papel que juegan dichas juntas, hoy son los trabajadores los que se ven afectados por la ausencia de reglamentación, pese a que la corte constitucional en la sentencia 914 de 2013 ordenó al Congreso de la República reglamentar sobre el funcionamiento de éstas, hoy todavía no se desarrolla.

Los trabajadores han denunciado que al sufrir un accidente o padecer alguna enfermedad asociadas al trabajo, las juntas médicas se pueden demorar hasta 360 días para recibir un concepto que les den licencias o recibir atención médica, así mismo, también denunciaron que las EPS tienen fuerte influencia sobre los médicos que hacen parte de las juntas, obligándoles a definir como “enfermedades comunes”, problemas asociados a enfermedades laborales, forzando a que no se reconozcan afectaciones físicas o psicológicas producidas por las labores que realizan algunos trabajadores.

Por otro lado, quienes radicarán mañana el proyecto de ley, denuncian que al existir varias salas donde se califican los casos de los y las trabajadoras, se emiten conceptos disímiles a hechos similares; también aseguran que existe una “puerta giratoria” donde médicos que benefician los intereses de las EPS, y no los de los trabajadores, pasan luego de las juntas a ser contratados por las EPS.

Frente a estas denuncias realizadas, el Senador Alberto Castilla afirmó que “Es necesario revisar los casos que los trabajadores han presentado, puesto que en muchos hay elementos comunes con profundas consecuencias en la economía y la calidad de vida de las y los trabajadores, debido no solo a la falta de reglamentación de las Juntas, sino porque estas se han convertido en instancias que sólo benefician a las EPS y los intereses privados, generando inestabilidad jurídica y el acceso oportuno a la Seguridad Social”

Se espera que la comisión VII del Senado pueda discutir oportunamente este proyecto de cara a las reales dificultades de los trabajadores quienes se beneficiarán con esta reglamentación.

Oficina de prensa – Senador Alberto Castilla

Share This: