Incrementan judicializaciones y amenazas contra líderes sociales en el Centro Oriente Colombiano

Share This:

El Senador Alberto Castilla del Polo Democrático, por medio de un comunicado público denuncia amenazas contra Liria Manrique y organizaciones sociales del Centro Oriente. Expresa además su preocupación por la oleada de violencias contra las y los defensores de derechos humanos en todo el territorio nacional.

Bogotá, Mayo 14 de 2019

Es doloroso para mí, y lo es también para el país, seguir siendo portavoz de malas noticias; sin embargo, considero que el genocidio contra el movimiento social y los defensores del territorio debe ser de conocimiento público. Tan solo en mayo han sido asesinados 7 líderes sociales en 5 departamentos del país. Adicionalmente, vimos con horror el atentado contra Francia Márquez y otros líderes del suroccidente perpetrado el pasado 4 de Mayo y el asesinato de Dimar Torres en el Catatumbo, la primera ejecución extrajudicial reconocida del Gobierno Duque.

Pese a las campañas, cartas, desayunos, movilizaciones y demás esfuerzos por visibilizar esta situación, que día a día realizan las organizaciones sociales, los organismos multilaterales de la comunidad internacional e incluso figuras de la opinión pública; el gobierno Nacional aún no se pronuncia ni construye una hoja de ruta que garantice la vida y libertad de las y los líderes sociales en los territorios.

El año pasado fue catalogado por el Programa No gubernamental “Somos Defensores” como un año crítico en temas de persecución al movimiento social, ya que se conocieron cerca de 583 amenazas, 34 atentados, 4 desapariciones principalmente por grupos paramilitares y actores armados desconocidos.

En este año ya van 55 asesinatos y si desde el Gobierno no se toman cartas en el asunto, 2019 cerrará con cifras similares o quizá peores.

El Centro Oriente Colombiano no ha sido ajeno a esta situación de amenaza y muerte contra las y los líderes sociales: según lo denunció el Movimiento Político de Masas del Centro Oriente Colombiano, desde el 2015 han sido asesinadas cuatro personas (dos de ellos en Arauca, uno en Casanare y otro en Bogotá); hay veinte judicializados (de los cuáles hay nueve encarcelados), y al menos 15 casos documentados de seguimientos ilegales, hostigamientos y amenazas.

El pasado 11 de mayo, esta misma organización denunció mediante un comunicado la distribución, en el caso urbano de Saravena y a través de redes sociales, de un panfleto a nombre de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, en el que se amenaza de muerte a dirigentes sociales y defensores de derechos humanos, y en general se promueve el exterminio de los miembros del Movimiento Político de Masas Social y Popular del Centro Oriente de Colombia, y la Mesa de Organizaciones Cívicas y Populares de Arauca; por lo que solicitan a la Defensoría del Pueblo activar su sistema de alertas tempranas y monitorear la situación general de Derechos Humanos de la región.

Adicionalmente, la Unión Sindical Obrera y el Sindicato de Trabajadores de las Universidades Públicas Nacionales (SINTRAUNAL), denunciaron que el 8 de mayo de este año Liria Manrique recibió amenazas de muerte en su teléfono celular mediante mensaje de texto.

Liria es asesora en derecho penal de la Unión Sindical Obrera (USO) y trabajadora en la Secretaría de Derechos Humanos y de Género del Sindicato Mixto de Trabajadores de las Universidades Públicas Nacionales (SINTRAUNAL).

Seguiremos insistiendo en la construcción y puesta en marcha de una política pública integral de protección de las y los líderes sociales que supere la fragmentación y falta de coordinación entre las instituciones del Estado en esta materia.

También es urgente que el Gobierno Nacional convoque a la Comisión Nacional de Garantías y seguridad que no se reúne desde el 9 de julio de 2018 y cuya periodicidad de reunión debe ser mensual según el artículo 5 del decreto 154 de 2017.

Como senador campesino expreso mi solidaridad con Liria Manrique, la Unión Sindical Obrera, las organizaciones y líderes sociales que hoy siguen firmes en la construcción de vida digna en todo el territorio nacional, y les invito a no bajar la guardia en la defensa de la vida y libertad de nuestras comunidades.

Alberto Castilla
Senador Campesino
Polo Democrático Alternativo